Asistencia financiera y de otro tipo a las víctimas de violencia de género.

En los próximos días, se formalizará el apoyo financiero para las personas en riesgo de violencia de género, se definirán los criterios para acceder a la vivienda y se establecerá asistencia financiera y social para los miembros de la familia. víctimas de feminicidio, las políticas anunciadas en un plan conocido ayer y explicadas por funcionarios del Ministerio de la Mujer, Género y Diversidad.

El plan nacional de acción contra la violencia de género fue presentado por el presidente Alberto Fernández con la ministra de la región, Elizabeth Gómez Alcorta, durante un video evento en el contexto de una pandemia de coronavirus.

Los funcionarios del departamento, Josefina Kelly, secretaria de políticas contra la violencia contra las mujeres y subsecretarias Laurana Malacalza, enfoque holístico, y Carolina Varsky, programas especiales, detallaron algunas de las acciones a Telam. en el plan

Kelly describió como «histórico» el programa de apoyo anunciado, que consistirá en apoyo financiero para personas amenazadas con violencia de género y que será igual a un salario mínimo vital y móvil que se otorgará durante seis meses hasta Anses.

Justificó su definición porque «el apoyo financiero del estado no es tan alto» y predijo que «en los próximos días» la regulación aparecerá en el Diario Oficial.

Dijo que «este es un programa completo» porque además del apoyo financiero «habrá un seguimiento» de cada situación «por parte del estado nacional de acuerdo con los municipios y provincias» que incluirá monitoreo de las redes de apoyo que tiene o con las que la persona puede contar, para lo cual se solicitarán informes de las zonas de género locales.

También prevé que se implementará «a gran escala, en diferentes etapas» y Aunque «alcanzará 24 jurisdicciones» en el país, primero comenzará en algunas provincias que «definimos, ya que todo se hará a través del Consejo Federal» del ministerio.

Otro programa incluido en el plan es el apoyo financiero urgente, asistencia psicológica, social y legal a familias y familiares de víctimas de femicidio, transvesticida y transfemicida.

«Es una primera intervención con la familia que se beneficia del Ministerio, articulada con las agencias del Estado. Es un subsidio económico excepcional: para el entierro, los traslados, y para la orientación y el asesoramiento legal y psicológico «a ser dado» dentro de 60 días. El hecho «, dijo Varsky.

A diferencia de la ley de Brisa, que establece una reparación económica para las hijas e hijos de los asesinados en contextos de violencia doméstica o de género, que requiere una condena judicial por feminicidio, este programa «no necesita» un decisión judicial «, se solicitará un informe social», explicó el subsecretario.

Es un plan global, además del apoyo financiero habrá un monitoreo de la situación por parte del Estado.«

Josefina Kelly

El plan también incluyó la provisión de viviendas para personas que sufren violencia de género, una iniciativa «que implica apoyar un proyecto de vida independiente», dijo Malacalza.

«Estamos trabajando en diferentes propuestas con el Ministerio de Desarrollo Territorial y Vivienda en dos ejes: acceso a la vivienda en planes federales y préstamos para construcción o compra, favoreciendo a las personas en situaciones de violencia género «, dijo.

Kelly y Malacalza señalaron que no se utilizará el acceso a la cuota «ya que esto crea dificultades», por lo tanto, se utilizará el «criterio de accesibilidad».

Los criterios deben relacionarse con «riesgos individuales y contextuales», explicó Malacalza, para lo cual se basarán en un «sistema de indicadores de violaciones de derechos».

Una de las definiciones del ministro Gómez Alcorta en el prólogo del plan fue que la política que guiará el trabajo «no será crear más casas y refugios, sino Promover acciones para garantizar el acceso a la vivienda, a casas intermedias, que les permitan desarrollar un proyecto de vida independiente y libre de violencia.«

La consulta fue entonces lo que sucederá con los refugios.

«La no construcción de nuevos lugares será reemplazada por los Centros Territoriales Integrados para políticas de género y diversidad», respondió Malacalza.

Estos centros se describieron en el Plan como espacios para la capacitación, la realización de actividades destinadas a prevenir y promover la igualdad y, en algunos casos, al refugio de personas en contextos de violencia de género y sus hijas e hijos.

Kelly recordó que el plan anterior, presentado durante la administración de Mauricio Macri, «anunció 36 refugios» de los cuales «solo tres se encuentran en diferentes etapas de finalización».

Y Malacalza explicó que «no había un registro nacional» de refugios, por lo que investigaron «a través de reuniones federales» que llevaron a cabo durante estos seis meses de administración para recibir contribuciones para prepare el Plan «para ver cómo trataron la violencia».

Así, señalaron que «hay 152 refugios en el país», que reforzarán «, lugares que, además de la vivienda, deben hacerlo» en un proyecto global de autonomía «.

«Una definición que escuchamos en las reuniones es que las personas en los refugios sienten que sus vidas son paralizantes. Son refugiados en ausencia de políticas integrales, están en un lugar de victimización. Esto es lo que nosotros tiene que cambiar «, dijo.

Otra opción serán las unidades turísticas estatales de Embalse Río Tercero, en Calamuchita (Córdoba) y Chapadmalal, en la fiesta del general Pueyrredón en Buenos Aires, que «fueron ofrecidas por el Ministerio de Turismo», confirmó Kelly.

El plan contiene 27 medidas y 144 acciones e involucra a 46 organizaciones nacionales. en más de 100 compromisos de responsabilidad para llevar a cabo las acciones declaradas.

Diseñado para operar entre este año y 2022, el presupuesto es de 18,000 millones de pesos.

Cuando se le preguntó si el presupuesto era suficiente, Kelly estimó que «es consistente y 24 veces más alto que el anterior».



Fuente: Telam | Ver noticia

Dejar un comentario