Desde el corazón de lo impenetrable, la lucha común contra el coronavirus

Mientras que el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y el Ministerio de Salud de Chaco llevan a cabo un control casa por casa y barrio por barrio en el conglomerado de casas llamado Gran Toba, la muerte por coronavirus tenor del coro Chelaalapi, Juan Rescio, llamando la atención del público sobre la situación de los habitantes de Tobas de Resistencia, que exigen una participación activa en la respuesta al virus, mientras que en el Impenetrable no se denuncian personas indígenas contagiosas.

La muerte de Rescio, el tenor del coro Qom Chelaalapi en el distrito de Resistencia de Gran Toba, ha alertado a las autoridades nacionales y provinciales sobre el estado de salud de los Qom mientras los indígenas solicitan una participación activa en la lucha contra la pandemia. .

Desde el gobierno nacional, el Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, enfatizó que «es obvio que el estado tiene una deuda con las comunidades indígenas. Hemos lanzado una línea específica de trabajo con las comunidades indígenas para ayudarlos». en declaraciones a Telam.

«Es una línea de trabajo que se articula con el Ministerio de Salud, el INAI y las provincias. En este contexto, esta semana unos 12,000 kilos de alimentos (aceite, arroz, fideos, leche en polvo, harina) , harina de maíz y trigo) 26,000 litros de agua mineral, 4,000 botellas de repelente de insectos y 1,000 latas de cloro de 20 litros cada una. Además, 50 cajas de 12 contenedores y 30 latas de 2 litros cada uno de gel de alcohol «, dijo el ministro.

Mientras tanto, en el mítico impenetrable, a unos 400 kilómetros al noroeste de la capital provincial, donde viven cientos de comunidades en Qom y Wichí, no hay infecciones por coronavirus y las personas respetan la distancia social, preventivo y obligatorio.

Controles sobre el Gran Toba

Mientras tanto, el ministerio de salud provincial ha comenzado las pruebas casa por casa y barrio por barrio en Gran Toba, el conglomerado de viviendas de Qom, donde se han detectado 148 casos y 13 muertes «hasta la fecha. nueve internos, dos adultos mayores que sufren de factores de morbilidad con asistencia mecánica en el hospital Perrando, «Carolina Centeno, subsecretaria de salud comunitaria, en entornos saludables y no violentos, a cargo de respuesta de salud en el barrio indígena.

Rye también señaló que «tenemos 66 salidas y una disminución en la velocidad de las infecciones, que siguen existiendo, pero no con la gravedad que podríamos esperar. Todavía hay 13 muertes hasta ahora en la epidemia».

Sin embargo, la aparición de casos y muertes debido al coronavirus en el distrito donde viven aproximadamente ocho mil habitantes, impuso la necesidad de coordinar las tareas entre los líderes del distrito y las autoridades que trabajan en tres ejes: salud, alimentación y seguridad. , dijo Laurita Pérez, vicepresidenta a cargo de la presidencia de la Comisión de Vecindad, dijo a Telam debido a la enfermedad del propietario.

La joven subrayó la voluntad de las autoridades para dialogar y trabajar, pero consideró que «ante la demanda y los anuncios, es muy lento y raro, y por eso nos quejamos» y al describir el los sentimientos de los vecinos, ella pidió «restaurar la confianza porque la exposición a los medios y las señales han hecho retroceder a las personas. Los vecinos han comenzado a aferrarse a relaciones no relacionadas y esto ha exacerbado los síntomas. Se conoce la detección temprana ser primordial en salvar vidas «.

Agregó que la población indígena es en sí misma un «grupo de riesgo bastante significativo. Hay personas con diabetes, tuberculosis, neumonía, chagas, oncología, corazón, hipertensión y adultos muy viejos que llegan 100 años pero su confianza y eso fue encerrado en sus hogares «.

La necesidad de un enfoque intercultural.

La llegada del virus a las comunidades indígenas ha restablecido, por otro lado, la necesidad de avanzar en la interculturalidad, que es «la participación activa de los representantes indígenas en el tratamiento de todas las preguntas que les conciernen», explicó el abogado. causas de Telam. indígena Julio César García.

«A la gravedad de la crisis actual, debemos agregar la cuestión indígena sobre la desigualdad, el racismo y la pobreza estructural con un estado que es precario. El distrito de Toba necesita una respuesta urgente y precisa con medidas acordadas de conformidad con las leyes y tratados internacionales como el Convenio 169 de la OIT, que habla de ‘consulta libre, previa e informada’ «, reafirmó García.

El abogado desarrolló la idea enfatizando que la voz indígena y su forma de conectarse «son necesarios para responder a la pandemia. No debe ser simplemente simbólica. Los pueblos indígenas le brindan los elementos necesarios para ser efectivo, usted Por lo tanto, deben comunicarse con sus Mensajeros y los explotadores están terminados «, dijo el abogado, que actualmente se embarca en una campaña para recolectar alimentos y antibióticos para los Qom.

Mientras tanto, Andrea Charole, legislador provincial de Juan José Castelli desde 2017, le dijo a Telam: «Estamos presentando un proyecto de ley para regularizar la atención médica en comunidades con un protocolo de caso Covid que respeta la cosmovisión tradicional y conocimiento de la salud e iniciativa comunitaria sobre métodos, creencias y medicamentos «que involucra a los tres pueblos que viven en el Chaco: qom, mocoví y wichí.

«Sabemos que el virus no tiene medicamentos ni vacunas. Y decimos que los pueblos indígenas deben estar en las mesas donde se toman las decisiones para que los referentes puedan expresar nuestra voz», concluyó el legislador del partido Justicialista en Chaco



Fuente: Telam | Ver noticia

Dejar un comentario