Kicillof dijo que todos empezamos a conocer en los círculos cercanos a un contagiado

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, advirtió hoy que durante la pandemia de coronavirus «debemos dejar lo mínimo, cortarlo con reuniones y matecito porque a veces termina en la muerte» y espera que hay «un alto nivel de respeto» en la nueva fase que comenzará el 1 de julio en la región metropolitana.

«Ahora no es el momento de correr riesgos porque la curva ya se ha desarrollado lo suficiente como para decir que la ocupación de 1 o 2% más de las camas de cuidados intensivos que nos queda se agota inmediatamente», dijo El Presidente de Buenos Aires en declaraciones a C5N. , cuando visita un centro de aislamiento en La Matanza.

Kicillof señaló que «las personas que dicen» la enfermedad no existe, sigan saliendo «no creen que la encontraremos si los hospitales comienzan a desbordarse; esto no es para conmocionar, sino para ser realistas». «.

«Todos hemos comenzado a conocer a una persona infectada, un internado, en otros círculos, debemos tomar nota de ello; parecía que no era (el virus), pero está ahí, así que debemos cortarlo con reuniones sociales, con el matecito, porque a veces termina con la muerte «, dijo.

Recordó que la cuarentena le había permitido construir casi mil nuevas camas de cuidados intensivos, «que si no las hubiéramos abierto hoy, estaríamos muy cerca de la saturación del sistema (de salud pública)». «.

«Intentaron escandalizarnos, causar pánico, y lo que hicimos fue crear conciencia», dijo.

El gobernador pidió que «hay que salir del mínimo, no hay que andar con el virus».

Kicillof, hoy visitó, con el alcalde de La Matanza, Fernando Espinoza, el centro de aislamiento instalado en el centro deportivo Juan Domingo Perón en González Catán, destinado a casos sospechosos de coronavirus que no tienen las condiciones para quedarse aislados en sus hogares a la espera del resultado del hisopo.

Habló de la nueva etapa de aislamiento obligatorio: «En AMBA, esperamos que con estas restricciones más estrictas, la tasa de contagio comience a disminuir».

«La disponibilidad de camas en nuestro sistema de salud ha comenzado a incrementarse y es por eso que se decidió pedir a los ciudadanos de Buenos Aires que hagan un mayor esfuerzo y se queden en casa», detallado.

Dijo que «lo más responsable es tomar decisiones que no pongan en peligro a otros porque la salud y la vida están en juego».

«No queremos generar miedo, sino conciencia para que todos piensen en quién será el próximo. Es por eso que esperamos un alto nivel de respeto por esta nueva etapa de aislamiento, que nos permitirá respirar. para pasar a una nueva fase con más permisos ««

Kiciloff

Las instalaciones de este centro acomodarán casos sospechosos sin diagnóstico confirmado, que solo permanecerán allí mientras esperan el resultado de la prueba. El lugar cuenta con 160 camas y personal médico que supervisará el progreso de los pacientes.

Por su parte, Espinoza dijo: «Estoy convencido de que la gente respetará esta nueva etapa de su cuarentena porque los días más difíciles aún están por venir y debemos estar listos para bajar la curva de contagio y volver a las aperturas que tenemos ya tenía «

La Matanza tiene 4.000 camas en centros de aislamiento, entre los que se encuentran la sede de la Universidad de La Matanza en González Catán, la casa de retiro de la escuela Don Bosco en Ramos Mejía y el centro deportivo Alberto Balestrini, en Lomas del Mirador.



Fuente: Telam | Ver noticia

Dejar un comentario