Las escuelas técnicas de Salta han producido más de 3,200 máscaras de protección facial.

Las escuelas técnicas de Salta, con la colaboración del sector privado y otras instituciones, han sido fabricadas con impresoras 3D y donaron unas 3.200 máscaras faciales al sistema de salud provincial, informaron hoy fuentes gubernamentales.

A esta iniciativa se han sumado otras organizaciones, instituciones y empresas del sector privado que han donado los equipos para fabricar estas 3.200 máscaras, que ya han sido entregadas a hospitales, centros de salud y fuerzas de seguridad en Salta.

Los maestros de las escuelas técnicas son los que fabrican estas máscaras de protección facial, con las impresoras 3D de estos establecimientos educativos, debido a la situación global vinculada al coronavirus y para contribuir a las tareas que están en progreso en la provincia antes del emergencia de salud.

Los portavoces dijeron que se había organizado un equipo de trabajo entre las diversas agencias e instituciones provinciales para coordinar y encargar una línea de producción para la fabricación de viseras.

Los Ministerios de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología están participando en esta iniciativa; Producción y desarrollo sostenibles; Salud pública; y Seguridad de Salta, así como instituciones como las facultades de ingeniería de la Universidad Católica de Salta y la Universidad Nacional de Salta.

Del mismo modo, varias empresas en Salta o con sede en Salta están participando donando equipos para la preparación de máscaras de protección facial, de las cuales 2.500 han sido entregadas hasta el martes.

Por otro lado, las fuentes especificaron que la Unidad Provincial de Capacitación, Investigación y Desarrollo Tecnológico (Ufidet) había fabricado 2.300 cintas para la cabeza para la fabricación de máscaras protectoras bajo la supervisión y a petición del Ministerio de Salud Pública.

El servicio penitenciario, que se encarga de montar el protector, que está armado con botellas cortadas que han sido donadas por una compañía de refrescos, retira las vendas de los ojos.

Una vez completados, se entregan al Ministerio de Salud Pública de la provincia, que los distribuye.

A esta iniciativa se unieron empresarios y voluntarios de diferentes partes de la provincia que, con sus propios equipos, causaron impresiones y protectores armados, llegando a la producción alrededor de 2050.

Además, los alumnos, ex alumnos y maestros de la escuela técnica Ingeniero Maury, en la localidad de Campo Quijano en Salta, realizaron 190 puestos IV gratuitos, con materiales suministrados por el Ministerio de Salud Pública de Salta.

Las estructuras metálicas se utilizarán para soportar las camas de los centros de tratamiento Covid-19 en Salta, el Centro de Convenciones de Limache y el hospital Papa Francisco.



Fuente: Telam | Ver noticia

Dejar un comentario