Las instituciones educativas que no reciben subsidios tendrán acceso al salario complementario.

Los establecimientos educativos que no reciben ninguna forma de subsidio o contribución del Estado se beneficiarán de este mes con el beneficio del salario suplementario previsto en el Programa de Asistencia de Trabajo y Producción de Emergencia (ATP) .

Esto fue decidido por el Comité de Evaluación y Monitoreo de ATP, de conformidad con la Ley Núm. 9 incluida en la decisión administrativa 747/2020 publicada hoy en el Diario Oficial.

El Ministerio de Educación presentó al comité la información suministrada por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) indicando que existen establecimientos educativos que cumplirían las condiciones establecidas para acceder al salario complementario.

La educación también indicó que llevará a cabo el control con las jurisdicciones locales de estas instituciones que no reciben contribuciones o subsidios, después de lo cual informará a AFIP de la lista de aquellos que no reciben ningún tipo de ellos, para para poder procesar el pago del salario adicional. .

El Comité consideró que, una vez realizados los controles, la cartera encabezada por Nicolás Trotta proporcionó directamente a AFIP la lista de instituciones que no reciben contribuciones o subsidios, cuyos trabajadores pueden recibir el salario adicional. , y que la administración tributaria avanza con el proceso de hacer efectiva esta ventaja.

Con respecto a los establecimientos educativos que reciben contribuciones o subsidios del Estado, el Comité solicitó a Educación que realice un nuevo análisis de los casos resultantes y, sobre la base de la información que tiene buscó recolectar, hacer una nueva propuesta para su tratamiento.

Lo que ofrece la educación en el caso de las instituciones que reciben una contribución es que aquellos que reciben el equivalente al 50% o más de su salario no son elegibles para recibir el salario complementario.

Pero aquellos que reciben una contribución de menos del 50% podrán recibir la diferencia hasta que alcancen el 50% de las ganancias netas, hasta dos salarios mínimos, vital y móvil, o $ 33,750.

En todos los casos, para beneficiarse de la ayuda, la institución pagará la diferencia en los salarios, para que todos los trabajadores reciban el 100% de su remuneración.

Los datos proporcionados por los establecimientos educativos se validarán a partir de la información de cada una de las jurisdicciones educativas.

No se realizará ninguna transferencia hasta que se haya proporcionado y validado toda la información requerida por cada institución educativa.

En el caso de establecimientos educativos administrados de forma privada que no eran elegibles o no estaban inscritos en ninguna de las ventajas de ATP, el Ministerio de Educación propuso al Comité que en lugar de una línea de crédito, ante la necesidad de garantizar su continuidad educativa actual y futura.



Fuente: Telam | Ver noticia

Dejar un comentario