Ordenan la detención internacional de dos imputados por lavado de dinero

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, emitió hoy órdenes de arresto internacionales por dos supuestos acusados ​​de lavado de dinero en relación con el caso de una red ilegal de espías. Una investigación que habría puesto al falso detenido entre sus protagonistas. El abogado Marcelo D´alessio.

El magistrado solicitó al departamento de Interpol de la policía federal que publique y difunda información sobre el acusado Marcelo Patricio González Carthy de Gorriti y Aldo Eduardo Sánchez para que puedan ser detenidos con el fin de ser traídos a Argentina para que pueden tomar una declaración de investigación. .

Estos son dos de los cinco miembros del «Grupo de Buenos Aires», como el grupo de WhatsApp detectó en el teléfono móvil de D´alessio, de donde se obtuvieron los primeros indicios de maniobras de lavado de dinero, según De la resolución de 98 páginas consultada por Telam.

«En el caso de Carthy de Gorriti, el 24 de junio de 2019, decidió declararlo rebelde y ordenar su arresto inmediato (…), debido a las repetidas e injustificadas ausencias de la citación para dar una declaración de investigación, todavía existe una situación procesal «, dijo Ramos Padilla en su decisión.

Los otros tres miembros del grupo investigado fueron el propio D´alessio, el empresario Pablo Bloise y el ex comisionado Ricardo Bogoliuk, quien también está detenido y acusado en la parte central del caso en el que una red de el espionaje ilegal es objeto de una investigación y extorsión por la cual fue procesado el fiscal federal Carlos Stornelli, entre otros.

El juez Ramos Padilla recordó en su decisión que «Marcelo D’Alessio, Ricardo Bogoliuk y Pablo Leonardo Bloise fueron procesados ​​por el delito de asociación ilegal, comprometidos a llevar a cabo de la manera habitual y organizada, con la distribución de roles específicos y estables a lo largo del tiempo, las transferencias financieras internacionales conocen el origen ilícito de los fondos y, para simular este origen ilícito, les dan la apariencia de legalidad y los ponen en el mercado «.

Las supuestas operaciones de lavado se descubrieron a partir de documentos y diálogos encontrados en el teléfono de D’Alessio, en el que habló de obtener una licencia para llevar a cabo operaciones en alta mar, utilizando como base una sucursal de la Banque de Forance Extranjero en Anoujan, Comoras.

«Según los documentos intercambiados, la primera operación que intentaron realizar involucró una gran cantidad de dinero. En este sentido, las partes indican que la transferencia sería de 500 millones de euros, una cifra con la que las personas en contacto Carthy de Gorriti tuvieron que ser colocados en el sistema bancario «, especificó la resolución.

Las actividades del grupo acusado de haber cometido actos ilegales «se centraron en reunir a los actores involucrados en estas operaciones, con contactos directos con ellos en varias ocasiones, y así materializar transferencias de efectivo de cientos de millones de euros entre diferentes países, con procedimientos que dificultarían tanto la trazabilidad de los verdaderos emisores como los receptores de fondos, al tiempo que conocen su verdadero origen y, al mismo tiempo, intentan brindar apoyo legal a la posesión de dinero mediante introduciéndolo en el circuito bancario «.

El grupo «Buenos Aires» informa «sobre varias operaciones de gran volumen económico de estas características, siempre propuestas por Carthy de Gorriti, para las cuales serían necesarios los» servicios «de Bloise», como se detalla en la resolución.

Para continuar la investigación de los hechos descritos en la resolución de hoy, el juez Ramos Padilla intervino en la Unidad de Información Financiera (UIF) y en la Dirección de Asesoramiento Económico y Financiero de la Oficina del Fiscal General de la Nación.



Fuente: Telam | Ver noticia

Dejar un comentario