Orduna: «Existe un consenso global de quedarnos donde estamos y no ir para adelante»

El epidemiólogo Tomás Orduna dijo el viernes que «existe un consenso global» para no avanzar hacia una nueva fase de aislamiento social en un momento en que los casos de coronavirus en AMBA están aumentando y dijo que, aunque las caminatas de los niños pueden continuar Durante el fin de semana, el tráfico interjurisdiccional debe controlarse mejor para «evitar un derrame de casos» de la ciudad a la provincia de Buenos Aires.

«Existe un consenso global de que podríamos quedarnos donde estamos y no avanzar», dijo Orduna en un diálogo con TN después de una reunión realizada por epidemiólogos e higienistas con el presidente Alberto Fernández y representantes del gobierno nacional en la residencia de los Olivos.

Agregó que este consenso se debe al hecho de que se observa «el crecimiento de los casos», aunque especificó que «en principio no es necesario retroceder», y citó como ejemplo las caminatas de los hijos de fines de semana organizados el 10 de mayo. .

En este contexto, destacó la estrategia de pruebas masivas en barrios vulnerables, a través del plan Detectar, que se lleva a cabo «hay quince días en la ciudad» y «por adelantado» en la provincia de Buenos Aires «, ante un aumento explosivo en ciertos distritos».

Con respecto al tráfico interjurisdiccional, dijo que la definición de la nación, ciudad y provincia de Buenos Aires era clara: «Sin duda, los canales de comunicación deben ser controlados para evitar un derrame de CABA en el Gran Buenos Aires «.

Orduna también dijo que había expresado al presidente que «todo lo que se ha hecho para mitigar la propagación de la pandemia de coronavirus es absolutamente positivo», dijo sobre las reuniones que los epidemiólogos han mantenido con el presidente desde la declaración del pandemia y describió estas reuniones como «un lugar de gran construcción» con intercambio de opiniones, contra un virus desconocido.

Indicó que hoy, como en cada una de sus reuniones con el Presidente y el Gabinete, se trabajaron y resolvieron «cuestiones de consenso», que luego fueron «verificadas por la realidad» y que, desde este momento, «es el presidente quien analiza las medidas a tomar según el aporte de cada uno de los científicos».

Con respecto al virus, dijo que es «un patógeno desconocido» y que para obtener respuestas sobre su comportamiento se necesita «un año calendario» y «solo tomó unos pocos meses».

En la forma en que actuó Argentina, dijo que «había una decisión política de tomar el toro por los cuernos, considerando lo que estaba sucediendo en el hemisferio norte, y pedir un consenso permanente, que concierne a la política y los especialistas, algo difícil de pensar en otros momentos del país «.



Fuente: Telam | Ver noticia

Dejar un comentario