Querellantes piden nuevos informes en la causa por espionaje ilegal a la familia Maldonado

La denuncia que representa a la familia de Santiago Maldonado en un caso de espía seguido ante el Tribunal Federal No.3 encabezado por Daniel Rafecas exigió que el seguimiento realizado en los hoteles de Buenos Aires y Esquel sea objeto de un investigación sobre Sergio, el hermano del joven que desapareció hace tres años después de una represión de la gendarmería contra la comunidad mapuche de Pu Lof de Cushamen, y que fue encontrado muerto en el río Chubut después de 55 días.

La presentación fue realizada por el legislador bonaerense del Frente Izquierdo, Myriam Bregman y el abogado Matías Aufieri, del Centro de Profesionales de Derechos Humanos, que también pidió al Ministerio de Seguridad que brinde «todos información existente sobre las acciones del Centro. Reunión informativa (CRI) de la gendarmería nacional de la provincia de Neuquén «.

«Se confirmó que los miembros de la gendarmería transmitieron información de las organizaciones de familia y derechos humanos de Santiago, equipos telefónicos que pertenecen a esta fuerza federal. Hay comunicaciones entre los comandantes. de esta fuerza y ​​esta unidad y pedimos que se amplíen las investigaciones «. dijo Auferi en diálogo con Telam

La causa del espionaje comenzó en octubre de 2017, cuando se conocieron numerosas discusiones entre el personal de la gendarmería nacional que sugerían la existencia de actividades de inteligencia en la familia Maldonado.

«También estamos solicitando información de las diversas agencias estatales sobre las personas que siguieron a Sergio Maldonado desde las habitaciones junto a la suya en un hotel, después de un acto en la Plaza de Mayo», dijo el abogado.

Según los querellantes, en junio pasado, la pertenencia al edificio Centinela (sede de la gendarmería nacional) de uno de los teléfonos móviles que transmitía numerosos datos sobre quienes exigían la aparición del artesano y sobre el progreso del investigación judicial, ha sido confirmada.

«Esta información fue producida ilegalmente y enviada a los comandantes de esta fuerza ubicada en la zona de desaparición de Santiago. La información fue recopilada por el IRC. Durante los meses en que esta fuerza se separó de la investigación del caso». , dijo la denuncia.

Auferi comentó que «hay muchas pruebas contundentes, datos sólidos, que no dejan dudas sobre el espionaje promovido por el Ministerio de Seguridad Bullrich, la dirección de la gendarmería y los escuadrones regionales que actuaron en La represión que terminó con la desaparición de Santiago «.

“Gran parte de esto ya está acreditado y no está en discusión; todo lo que queda es acelerar y cada gerente dar explicaciones. Al igual que la familia Santiago, creemos que ya no podrán pasar más tiempo sin castigo ”, dijo el abogado.



Fuente: Telam | Ver noticia

Dejar un comentario